Visitas ♥

jueves, 10 de julio de 2014


 Y una tarde notó que él ya no le escribía. Sintió un hueco helado en el pecho y sus huesos hacerse polvo. Se recostó en el suelo y deseó —por primera vez en su vida— ser solamente agua, ser lágrimas y dejarse absorber por la tierra. Cualquier cosa sería mejor que extrañarle



Me gustaría hablar más contigo, tienes historias pendientes que contarme, me debes noches en vela hasta que se nos cierren los ojos porque ya es muy tarde. Querría seducirte, hacer que sueñes con mis manos y con tu boca probándome. Me gustaría que algún día mandaras un mensaje, que la soledad gracias a ti, por un rato no me acompañase.


Dicen que las sonrisas de las personas con el corazón roto, son las más bonitas. Pues sonreír desde la tristeza, cuesta el doble.

domingo, 6 de julio de 2014


Aquellas que me gritaron "Zorra", hoy están embarazadas.
Los que me dijeron "No podrás", hoy me dicen que soy grande.
Las que me negaron el habla, hoy están solas.
Quienes me juzgaron, o me difamaron, hoy pasan por algo igual.

Y es que, no necesito demostrarle nada a nadie, porque el karma por si solo, hace todo el trabajo.
Nunca juzgues a una persona, pues no eres Dios. Eres humano y puedes errar, provocando así que tu vida sea peor, o igual.


Desde hace tiempo, te pienso sin darme cuenta. Porqué eras lo que llenaba mi vació cuando en aquellas noches, me hacia falta algún peso del otro lado de la cama.
Y es que yo, sin saberlo, añoraba tus besos cuando mi alma estaba rota, cuando iba de visita hacia un atisbo de mi inseguridad, cuando deseaba que alguien me esperara todas las tardes, que me escuchara y preguntara por mi día, te estaba deseando a ti.
Siempre te esperé a ti.
A pesar del torbellino que ha sido mi vida, siempre has sido tú.
Todo lo que he pasado ha sido para encontrarte, para tener el placer de agarrarme de tu cintura, y de acomodar mi cabeza, en el hueco que se forma, entre el costado de tu cabeza y tu hombro.
Eras tú.
Lo que soñé para mi futuro, lo que visualicé en las buenas y en las malas.
Fuiste tú lo que pensé muchas noches antes de dormir, la razón de los cafés mañaneros, y de las perdidas en la lectura por andar en mis pensamientos.
Y ahora, siempre quiero que seas tú.

viernes, 4 de julio de 2014